por -
0 172

Debido a que la caspa es un proceso multifactorial, las formulaciones anticaspa actuales se presentan en diferentes formas cosméticas y contienen varios principios activos encaminados a corregir individualmente cada una de las causas que pueden originarla y aliviar sus consecuencias.

Principios activos

· Antifúngicos. Inhiben la proliferación de microorganismos, especialmente frente la levadura Malassezia furfur.
· Citostáticos. Regulan el ciclo de renovación celular del cuero cabelludo.
· Antiseborreicos. Normalizan la secreción de las glándulas sebáceas.
· Queratolíticos. Eliminan la acumulación de escamas del cuero cabelludo.
· Antipruritos. Alivian los picores y el enrojecimiento que acompañan a los procesos de caspa.

Casi la totalidad de los tratamientos incluyen, como primer ingrediente activo de elección contra la caspa, sustancias con actividad antifúngica. El grupo químico más utilizado es el de los derivados azufrados de piridinio, como el piritionato de zinc (ZPT).

Estas sustancias actúan principalmente inhibiendo la proliferación microbiana; sin embargo, también presentan cierto efecto citostático que ayuda a normalizar el proceso de la queratización.

Otro derivado de piridinio, sin actividad citostática debido a que no contiene azufre en su molécula, es la piroctona olamina. Una de las ventajas que presenta esta molécula frente al piritionato de zinc es su solubilidad en agua, ya que permite incluirlo en formulaciones cosméticas transparentes; mientras que el ZPT, debido a su baja solubilidad en agua, se formula en forma de dispersión (champús) dando un aspecto blanquecino-lechoso al producto.

El climbazole es otro efectivo agente anticaspa, de la familia de los azoles, cuya actividad es específicamente antifúngica. Esta sustancia actúa de forma selectiva frente a los microorganismos patógenos, respetando la flora microbiana del cuero cabelludo.

Acompañando a estos ingredientes, normalmente se incorporan a las formulaciones anticaspa sustancias con actividad queratolítica, antiseborreica o antiprurito, con el fin de mejorar el aspecto del cabello, regular las secreciones de sebo y aliviar el prurito originado por la presencia de caspa. El ácido salicílico junto con algunos derivados de azufre (azufre coloidal, sulfuro de selenio) son buenos agentes exfoliantes que facilitan la eliminación de las escamas del cuero cabelludo.

Cada vez se hacen cosméticos menos agresivos y más naturales, y, por eso, se están incorporando a las formulaciones anticaspa extractos vegetales que aportan nuevas propiedades antisépticas y cicatrizantes, además de reducir las propiedades irritantes de alguno de los ingredientes activos.

Durante los años setenta y ochenta, los derivados de la brea (coal tar) fueron los componentes vegetales más utilizados en las formulaciones anticaspa, debido a su probada eficacia como citostáticos y antiseborreicos. En la actualidad, estos ingredientes están cayendo en desuso debido a que su inocuidad está siendo evaluada.

Formas cosméticas

Los tratamientos actuales para combatir la caspa combinan la utilización de varios productos cosméticos complementarios, que se presentan en diferentes formas cosméticas. Generalmente, para controlar el problema de la caspa, es suficiente la utilización de un champú anticaspa de forma regular. Actualmente, las nuevas fórmulas han dejado de ser champús agresivos y se han convertido en productos que, además de incluir principios activos que tratan el problema de la caspa, limpian y cuidan cosméticamente el cabello, proporcionándole suavidad, brillo y nutrición.

A pesar de ser el champú la forma cosmética más utilizada, debido a la comodidad que representa realizar dos acciones en una (limpieza del cabello y control de la caspa), es recomendable complementar el tratamiento con una loción anticaspa hidroalcohólica para después del lavado, que contenga un principio activo diferente al champú. En las lociones, el elevado contenido en alcohol facilita la absorción de los principios activos, además de proporcionar su aplicación una agradable sensación de frescor consecuencia de la evaporación del alcohol.

Como producto más novedoso, se ha desarrollado la mascarilla capilar anticaspa con acción exfoliante, que aporta las propiedades cosméticas de una mascarilla acondicionadora (brillo, suavidad, nutrición), además de los ingredientes activos que controlan la aparición de la caspa.

Algunos consejos prácticos

· Para que el tratamiento anticaspa sea más eficaz se recomienda alternar el uso de champús que contengan diferentes ingredientes activos, de ese modo se evita que los microorganismos sean menos sensibles a un ingrediente activo determinado.
· Durante la aplicación del champú se recomienda masajear el cuero cabelludo para eliminar las células muertas y dejar que el producto actúe al menos durante 5 minutos, permitiendo así que los ingredientes activos se absorban.
· El masaje del cuero cabelludo debe realizarse con las yemas de los dedos y nunca con las uñas, ya que en estas condiciones la capa córnea es más delgada y se podrían provocar pequeñas heridas que empeoren el estado del cuero cabelludo.
· Es importante, tras la aplicación del champú anticaspa, enjuagar a fondo el cabello para no dejar residuos de producto que pueden provocar picores e irritaciones en el cuero cabelludo. spot Tratamiento de la caspa

Tratamiento de la caspa
  • 0.00 / 5 5
0 votos, 0.00 valoración media (0% puntuación)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 93
El champú de caballo con biotina es la última moda en lo que se refiere a cuidado del pelo. El producto se...

0 161
Mascarillas naturales para el pelo, soluciones con ingredientes caseros que podéis hacer fácilmente en casa y que os ayudarán a mantener...

0 580
El picor en la cabeza resulta desagradable, nuestro estilo de vida ayuda a que sea cada vez más frecuente. Puede empezar...

NINGÚN COMENTARIO

Responder

Current day month ye@r *