El endoláser está indicado para aquellas venas que no tengan un volumen o una curvatura exagerada.

El uso del láser como herramienta quirúrgica y terapéutica es, cada día, una realidad más plausible. Atentos a su presencia creciente en el mundo científico el EAGLE (Grupo Europeo para el estudio sobre el Láser Endovenoso), bajo el auspicio del Capítulo Español de Flebología ha organizado un curso sobre la actualización de las técnicas láser endovenoso y percutáneo en la insuficiencia venosa crónica superficial. Tal y como afirma Vicente Ibáñez, coordinador del curso, “el láser se ocupa tanto del tratamiento del problema venoso como de los aspectos estéticos”.

Por primera vez en España una organización, el Capítulo Español de Flebología, ha participado en la organización un curso de actualización sobre una tecnología puntera en el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica. En lo que se refiere al láser endovenoso, Vicente Ibáñez precisa que “el porcentaje de éxito al año y a los tres años asciende al 97 ó 98 por ciento, en lo que se refiere al cierre de la safena”.

A la hora de describir el proceso, Vicente Ibáñez recalca como “la técnica se realiza mediante una punción o pequeña incisión a través de la cual, se introduce una fibra láser en el interior de la vena safena, en toda la longitud de su segmento afectado. Una vez inserta la fibra, se realiza la oclusión por descarga térmica láser que conducirá a un posterior proceso de fibrosis, reabsorción y desaparición del tronco afectado. De esta manera disminuye la morbilidad”. Entre sus ventajas adicionales han de incluirse “buenos resultados estéticos, un disconfort mínimo, un corto periodo de tratamiento y el rápido retorno a las actividades normales”.

Explica el coordinador de las Jornadas que “los parámetros láser serán establecidos según las características de la vena escogida, su calibre y morfología. El endoláser está indicado para todo tipo de venas mientras no tengan un volumen o una curvatura exagerada y su aplicación no es recomendable en pacientes que presenten un índice elevado de diabetes, una obesidad mórbida, úlceras activas infectadas o una vena que haya sido esclerosada con anterioridad”.

El Endolaser esta aprobada por la FDA (Food and Drug Administration) como técnica para el manejo minimamente invasivo de las varices. Asegura Vicente Ibáñez que “la intervención se realiza bajo visión directa, a tiempo real, con ultrasonido Doppler, lo que permite tener un control de la acción directa de la fibra láser, en el interior de la vena safena”.

A expensas de un estudio de campo más extenso, se calcula que entre un quince y un veinte por ciento de la población mayor de 35 años padece varices, lo que se traduce en uno por mil habitantes al año. La carga de este problema de salud conlleva una alta morbilidad, que consume el 2% de los recursos sanitarios. No es el único problema venoso pero sí el más reconocible ante la sociedad. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 1668
El Capítulo Español de Flebología evidencia la existencia de sociedades científicas relacionadas con la medicina y la cirugía estética que no...

0 7257
Antes de su aplicación, es necesaria la valoración del paciente por parte de un angiólogo o cirujano vascular que descarte cualquier otra...
El tratamiento depende del tipo de secuelas que haya dejado el acné

1 10814
El lasér constituye una posible terapia coadyuvante para acelerar el tratamiento convencional. El láser no es la terapia de elección...

NINGÚN COMENTARIO

Responder