por -
0 2242

El embarazo es uno de los momentos más importantes en la vida de las mujeres que deciden tener hijos. Son nueve meses en los que la prioridad de la mujer está puesta en su salud y en la del bebé.

Esto hace que desde algunos entornos sociales se considere superficial que una mujer embarazada siga preocupándose por su estética. Hay que ignorar este tipo de ideas. La mujer es dueña de sí misma y seguir cuidando su apariencia es otro modo de cuidar de su salud.

El bienestar de la mujer durante la gestación también pasa por mantener alta su autoestima, su apariencia física y, con todo ello, su percepción de sí misma. En un momento en el que es fácil que se sienta estresada por las preocupaciones presentes y futuras, si su percepción de sí misma se resiente eso afectará a su estado anímico, y por tanto a su salud y a la de su bebé.

Estos problemas anímicos afectan al balance hormonal de la mujer, pudiendo modificar el curso natural de la gestación en caso de que se caiga en una depresión en el embarazo.

Las claves de conciliar el cuidado de la salud de la madre y el feto con el mantenimiento de una buena apariencia pasan por la realización de ejercicio físico moderado y una alimentación equilibrada.

Ejercicio físico moderado

El yoga, el pilates, la natación y sus derivados, caminar a buen ritmo y muchos otras actividades físicas fáciles de adaptar para embarazadas y según el mes de gestación en el que se encuentren, procuran muchas ventajas a la mujer:

• Control de la ganancia de peso. Es fácil caer en el sobrepeso durante el embarazo. El ejercicio físico ayuda a que la mujer solo incremente los kilos que necesite, manteniendo así una figura mejor y facilitando la recuperación total de su peso y su figura en los meses posteriores al parto.

• Fortalecimiento de la musculatura.

• Aumento de la elasticidad muscular y la flexibilidad, lo que es muy beneficioso de cara a las dilataciones para el parto.

• Reconocimiento de los músculos implicados en el parto, algo que se consigue sobre todo yendo a cursillos preparatorios.

• Liberación de hormonas relajantes que combaten el estrés.

• Fortalecimiento del aparato circulatorio y mejora de sus funciones, lo que contribuye a impedir la aparición de varices.

• Tonificación de la piel, lo que evita o reduce la aparición de estrías. También puedes utilizar aceite de rosa mosqueta o cremas específicas contra las estrías.

• Regula los ciclos de sueño, facilitando el descanso efectivo de la mujer.

En todo momento, la elección del ejercicio físico a realizar así como su nivel de intensidad, debe ser supervisado por un médico.

Alimentación sana

El otro pilar para conciliar salud estética y cuidado del embarazo es la alimentación equilibrada. Como con el ejercicio físico, la embarazada debe tener supervisión médica al respecto y hacerse un chequeo para descartar o identificar posibles alergias e incompatibilidades.

Una vez tengamos esta información debe estipularse qué va a comer durante el embarazo en una dieta que sea lo más sencilla de seguir posible y que cuente con lo que a ella le gusta siempre que no sea incompatible con su salud o la del feto.

La mujer embarazada no tiene que ver la dieta como una enemiga sino como una aliada. De esto dependerá su predisposición a realizar los sacrificios que sean indispensables. Además de controlar el aumento de peso (junto con alguna actividad física moderada) para que no sea excesivo, la dieta saludable le proveerá de todos los nutrientes necesarios para el buen desarrollo del feto.

Además, hará que su organismo desarrolle la leche materna, que es el mejor alimento para el bebé durante sus primeros seis meses de vida y facilitará su recuperación posparto y en los meses de puerperio.

Por María José Madarnás, editora de Maternidadfacil.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

10 datos sobre el entrenamiento deportivo

0 4838
Todos sabemos en qué consiste el deporte, y también somos conscientes de sus beneficios. Sabemos que hacer ejercicio es fundamental para estar...

0 1590
Del mismo modo que en la edad media los boticarios realizaban los remedios que prescribían los médicos, en la actualidad la...
Contracciones Braxton Hicks durante el embarazo

0 7183
Se llaman contracciones Braxton Hicks a las contracciones uterinas que aparecen de manera espontánea y que la mujer embarazada podrá tener a...

NINGÚN COMENTARIO

Responder