por -
0 3551

Ir al gimnasio, correr un maratón, hacer natación… Existen muchas maneras diferentes de hacer ejercicio y de ponernos en forma, y probablemente la última que se nos ocurrirá es la de hacer ejercicio con nuestro rostro, pero existe. Se llama gimnasia facial, y queremos contarte en qué consiste y cuáles son los mejores ejercicios.

¿Por qué es buena la gimnasia facial?

1. Es terapéutica. Nos ayuda a sentirnos mejor y puede mejorar nuestra autoestima.

2. Por motivos estéticos. Con la gimnasia facial podemos eliminar la tensión facial, y nuestro rostro transmitirá el mensaje de que estamos tranquilos. Tonifica las musculaturas, pues estos ejercicios mejoran el aspecto de nuestro rostro, y pueden ofrecer unos resultados similares a los del lifting. Eliminamos la flacidez, conseguimos que nuestros músculos estén más firmes y garantizamos elasticidad a nuestra piel. Mejora la regeneración celular, previene las arrugas además de reducir las que ya existen, elimina toxinas y, además, elimina el aspecto cansado de nuestro rostro.

3. No solamente mejora el aspecto de nuestra cara. Además de hacer ejercicios faciales en nuestro rostro, también podemos realizarlos en el cuello.

4. Mejora la circulación sanguínea, lo que entre otras cosas, facilita que nuestro rostro pueda absorber el maquillaje.

5. Puedes elegir qué zona ejercitar. Puede ser todo el rostro, o bien zonas específicas.

6. Naturalmente joven. Es, de hecho, una de las formas más naturales para tener un aspecto joven.

7. No requiere mucho esfuerzo. Podemos hacer estos ejercicios faciales mientras conducimos, nos duchamos o intentamos quedarnos dormidos. Estos ejercicios solamente exigirán pocos minutos de nuestro tiempo. Lo ideal es dedicar quince minutos diarios a los ejercicios faciales que destacamos a continuación.

¿Qué ejercicios puedo practicar?

Antes que nada, prepara tu rostro. Desmaquíllate, aplica un tónico sobre tu cara y, después, esparce crema hidratante por el rostro.

1. Levanta la barbilla. Extiende tu cuello y saca los labios hacia afuera.

2. Abre y cierra la boca. Aparta y junta los labios varias veces.

3. Hincha las mejillas. Infla tus mejillas con aire, y mueve el aire de un lado para otro.

4. Sonríe mientras cierras un ojo. Guiña un ojo mientras extiendes tu sonrisa.

5. Abre la boca y saca la lengua. Abre la boca completamente y saca tu lengua. Haz este ejercicio varias veces.

6. Un lápiz en el labio superior. Coloca un lápiz sobre tu labio superior y sujétalo entre el labio y la nariz. Haz presión para que no se caiga.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 2848
La sed de la inmortalidad, constituye uno de los mayores anhelos de la humanidad y, por ello, la ciencia ha encontrado en...

0 5013
Desde hace 25 años numerosos estudios americanos, italianos, israelíes y rusos constataron la gran potencialidad de las vibraciones del cuerpo en...
Consejos y ejercicios para entrenar los glúteos

0 12248
El culo es el rey y, como tal, merece un respeto. Y es que el culo es algo más que un cojín...

NINGÚN COMENTARIO

Responder