por -
0 924

La piel es el órgano corporal más grande. Además, es el que está sujeto a una mayor variedad de agresiones, ya que es el único que se encuentra en contacto permanente con el ambiente.

Por ello, si quieres tenerla radiante y saludable, debes cuidarla. Aquí queremos ofrecerte cinco buenos consejos para que lo consigas y cómo Martiderm y otras muchas marcas trabajan para ayudarte en este sentido.

1. El sol es el mayor enemigo de tu piel

El primer consejo de cuidado piel que te vamos a dar es que te protejas de la radiación ultravioleta del sol. Estos rayos pueden provocar la aparición de arrugas y manchas en la piel, pero no solo eso. Las quemaduras derivadas de una exposición prolongada pueden desembocar, con el paso del tiempo, en la aparición de melanomas y otros tipos de cáncer.

Por ello, si quieres tener una piel saludable durante muchos años, no salgas de casa sin aplicarte protector solar en todas aquellas zonas visibles. Además, busca lugares con sombra, sobre todo, durante las horas centrales del día y ten cuidado al usar bronceadores.

2. Conoce tu tipo de piel

Para llevar a cabo un correcto cuidado piel es indispensable que sepas qué tipo posees. En este sentido, existen pieles secas, grasas y mixtas y cada una de ellas tiene unas características propias. Una vez que sepas cuál es la tuya, podrás encontrar en el catálogo de Martiderm productos que mejor te vienen para conseguir una piel saludable y radiante. No importa si hablamos de cremas hidratantes, mascarillas faciales o, incluso, geles corporales que usar durante tu rutina de aseo diaria.

3. Para lucir una piel saludable hay que tratarla con delicadeza

Hay acciones del cuidado de la piel que son necesarias, pero de las que no se debe abusar. Hablamos, por ejemplo, del rasurado con cuchilla, del exfoliado facial, de la depilación con cera (o la moderna depilación con azúcar), etc…  Por ello, solo deben realizarse de forma puntual y cuando sean necesarias.

A modo de ejemplo, un baño demasiado prolongado con agua caliente también puede ser perjudicial para conseguir una piel saludable y llena de vitalidad. Lo mismo sucede con los jabones fuertes. Siempre es mejor gastar un poco más en uno más delicado que apostar por la opción más barata del supermercado.

Secarte con una toalla dando golpecitos sobre la piel, aportar las dosis adecuadas de humedad y afeitarte o depilarte con cuidado también son consejos para el cuidado piel de gran utilidad.

4. Cuida tu dieta para tener una piel saludable

Dicen que los ojos son el espejo del alma. Parafraseando este refrán, podemos decir que tu piel es el reflejo de tus hábitos alimenticios. Seguir una dieta saludable en la que predominen las frutas, las verduras, las proteínas magras y los cereales integrales es fundamental para que luzca radiante.

Por ello, como parte de este glosario de consejos para el cuidado piel, te aconsejamos reducir al mínimo el consumo de carnes rojas, alimentos precocinados y, en general, de comidas muy grasas. Esto es especialmente importante si tienes tendencia a sufrir acné, un problema estético muy habitual en las mujeres adolescentes, aunque también se manifiesta en los hombres.

5. Reduce el estrés y haz que tu piel brille con luz propia

Vamos a terminar este listado de consejos sobre el cuidado piel hablándote del estrés. Sabemos que, debido al ritmo de vida al que nos obliga el trabajo y los deberes familiares, es prácticamente imposible eliminarlo. Sin embargo, si quieres tener una piel saludable, tienes que intentar reducirlo. ¿Cómo? Hay muchas maneras. Por ejemplo, puedes integrar como rutina de cuidado piel pasar todos los días un rato meditando. No son necesarios más de 10 o 15 minutos. Al terminar, te sentirás como nuevo. Otra cosa que da muy buenos resultados es tomar infusiones de flor de azahar.  Este remedio es una gran medicina natural contra el estrés.

También has de intentar vivir la vida de otra manera. Reduce tu lista de tareas pendientes, proponte dormir 8 horas diarias y dedica más tiempo a las cosas que te gustan. No tardarás en darte cuenta de que todo ello se traduce en una piel saludable y bonita.

En definitiva, lucir una piel saludable no es sencillo, ya que es un órgano delicado y que requiere de muchos cuidados. Sin embargo, conseguirlo es sinónimo de que gozamos de buena salud a nivel general. También es algo que nos ayuda a elevar nuestra autoestima y a sentirnos mejor con nosotros mismos. Por tanto, no hay excusa para no poner en práctica los cinco sencillos consejos que te acabamos de dar. No tardarás demasiado tiempo en darte cuenta de que dan fantásticos resultados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 9247
Lucir un bonito bronceado requiere tiempo, dinero, y sol. Todo esto, sin tener en cuenta que la radiación solar puede hacer...

0 4636
Llegan los meses más fríos del año... Los factores climatológicos adversos como el frío, el viento o la humedad pueden debilitar la...

0 10490
Posiblemente oirás más a menudo la palabra 'melanina' en verano, pues afecta a nuestra piel. La melanina determina el color de nuestra...

NINGÚN COMENTARIO

Responder