Cada año unos 5.000 españoles se someten a un tratamiento revolucionario: el antiaging. Esta nueva medicina, todavía incipiente en España, lo que pretende es retrasar nuestro reloj biológico. Tan increíbles son sus resultados que parece “milagroso”.

Esto que, durante milenios, fue para la humanidad una utopía hoy en día es casi una realidad. De hecho los niños que nazcan este año posiblemente vivirán 120 años y, no sólo eso, sino que llegarán a esa edad sanos. Esta es la idea del antiaging (anti-edad), mantener la salud y las facultades físicas y psíquicas optimas el mayor tiempo posible.

La edad biológica (la que realmente tenemos) a veces no se corresponde con la edad cronológica (la que aparece en nuestro DNI) por eso, en ocasiones, nos encontramos con personas de 40 años que parecen tener 20 y con otras de la misma edad que aparentan 50 y no se trata, solamente, de su aspecto físico sino de los temidos “achaques”. Suele atribuirse a los genes pero en realidad, estos sólo representan el 25% de la longevidad, el 75% restante se debe a causas externas.

El envejecimiento biológico está ligado a procesos de oxidación a nivel molecular originados por la producción de radicales libres que son átomos o moléculas inestables, altamente reactivos que atacan los enlaces de proteínas de los tejidos, los fosfolípidos poliinsaturados de las membranas celulares, los carbohidratos, y los ácidos nucleicos de las células. Al actuar, activan una reacción en cadena que podría incluso llevar a la muerte celular. La adopción de una serie de hábitos de vida que minimicen la producción de estos radicales libres y su neutralización mediante tratamientos dietéticos y/o farmacológicos (los denominados antioxidantes) prevendrán y paliarán los daños producidos en nuestro organismo por esta excesiva oxidación tanto a nivel celular como a nivel molecular, en proteínas, lípidos y ADN. Y en esto se basa, fundamentalmente, la medicina antiaging: contrarrestar, con una detección precoz, el envejecimiento celular, para poder prevenir y corregir enfermedades. La medicina antienvejecimiento consigue frenar este deterioro vital con tratamientos que disminuyen la producción de radicales libres.

En España existen ya bastantes clínicas especializadas en antiaging, los precios oscilan entre los 1800€ y 6000€€. Las pruebas pueden llegar a durar hasta cuatro días, eso sí, son tan completas que incluso, se hace un estudio de la parte más íntima de todas: el ADN. A traves de un análisis de sangre y orina, se buscan los marcadores de proteínas y niveles hormonales, se estudia el hígado, los riñones, intestinos, olfato, visión, memoria… hasta las uñas. Pero la estrella del diagnóstico es el análisis de polimorfismos, a través de la saliva, de una serie de indicadores que permiten predecir el riesgo de enfermedades del paciente (hipertensión, depresión, Alzheimer, cáncer de colon, de mama, diabetes…) ya sea por herencia genética o por su estilo de vida. Hay clínicas que cuentan, incluso, con el llamado Total Body Scan (un escáner de todo el cuerpo).

Más fuerza muscular y más resistencia, menos grasa corporal, mejor vida sexual, una piel hidratada, suave, más elástica, una mayor resistencia a las enfermedades al mejorar el sistema inmunológico, más memoria, una sensación de bienestar físico y psíquico… esto es sólo el comienzo de quien se somete a un tratamiento antiaging.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 1849
La medicina antiaging trabaja en la detección precoz para establecer el control y la prevención de las enfermedades asociadas al envejecimiento. Por...

0 2602
El envejecimiento es un proceso muy complejo que trae consigo cambios moleculares que se manifiestan a nivel celular, histológico y anatómico, siendo...

0 1713
El 12% del genoma explica las diferencias entre las personas. 'Nature' publica un estudio que analiza las variaciones del ADN humano....

NINGÚN COMENTARIO

Responder