por -
0 6049

Con la llegada del hip hop y el reggaeton el arte dental ha alcanzado unos niveles de glamour y ostentación insuperables. Dibujos, placas de diamantes y skyce o piercing dental son parte de la nueva moda del bling bling.

Y es que hoy en día jóvenes de todas las edades buscan los lugares más insólitos para perforarse o decorar su cuerpo con tinta indeleble. Todo lo que tenga que ver con adornarse se ha convertido en una especie de obsesión de los que quieren distinguirse a toda costa del resto de los mortales. Primero fueron los presos en las cárceles con sus anclas y escritos tipo “Amor de madre”, luego los tribales que se hicieron hueco en todo el mundo. Hasta hace poco, sólo faltaban las uñas, el pelo y los dientes para cubrir toda la anatomía con adornos, pero hoy ya es posible lograrlo.

La nueva moda del bling bling -impuesta por las grandes estrellas del hip hop y el reggaeton- dio a sus dentaduras una nueva imagen. Hoy, ya es posible instalar pequeñas piedras preciosas en cualquier pieza dental, decorar molares con pinturas especiales e incluso cubrir todos los dientes con placas hechas de oro, platino e incluso diamantes. Esto, sumado a los piercings en lengua, labios y mejillas, es, para algunos, el nuevo concepto de sonrisa perfecta.

Piercing dental

En los años ’60 y ’70 nació una de las modas más clásicas de todos los tiempos. Al no existir la porcelana que se utiliza hoy en día para corregir errores en los dientes delanteros, muchos dentistas utilizaban pepitas de oro en vez de amalgama, proporcionando al paciente una lujosa sonrisa dorada.

La masificación de esta práctica hizo que en algunos países se le otorgara un estatus social a todos aquellos que lucían flamantes chispas de oro en sus dientes, por lo que muchos comenzaron a solicitar la instalación del metal precioso, aún sin tener caries o imperfecciones.

Pero esta práctica era muy invasiva ya que para instalar las chispitas de oro había que desgastar el diente, hacer un pequeño orificio y rellenarlo con oro. Además, el procedimiento era irreversible pues la tapadura con el tiempo había que reemplazarla y volver a desgastar el diente.

Hoy en día existen mejores formas de adornar la sonrisa. Artistas como Madonna o Simply Red ya tomaron la iniciativa hace seis o siete años. El problema era que antes la técnica estaba menos depurada y había que tallar el diente para colocar las piedras, por lo que éste resultaba dañado.

Las nuevas generaciones, respondiendo a las tendencias de adornar el cuerpo hasta el último rincón, demandaron una mejor forma de darle brillo y elegancia a la sonrisa. Ante esto, la odontología respondió con el skyce o piercing dental.

Este adorno consiste en una pequeña pieza de vidrio pulido o cristales preciosos que se instala en los dientes de la misma forma en que se instala un bracket de ortodoncia.

Su colocación tan sólo precisa unos minutos en los que, el profesional, mediante grabado ácido y con un adhesivo especial y cementante de resina compuesta, coloca el implante dental. Se trata de un cemento de resina que se polimeriza y se pega al diente. Los hay que se pegan por reacción química y otros en el que la reacción se hace con una lámpara de una luz determinada que produce esa polimerización, es un proceso sencillo, que no dura más de diez minutos, no duele y no necesita anestesia.

En situaciones normales, estos piercings dentales duran entre 6 meses y un año, dependiendo de los hábitos alimenticios e higiénicos de cada persona.

Los especialistas recomiendan que la mejor ubicación de estos implantes decorativos en la boca es en los caninos e incisivos superiores, porque la relación con los labios es menos agresiva y está más preparada. Un piercing dental se puede colocar en cualquier diente, sea éste natural o implante, de resina o de porcelana, exceptuando de metal.

Como se coloca mediante una técnica adhesiva, sin necesidad de hacer tallados o perforaciones, no se daña el esmalte del diente. No supone ningún riesgo, molestia o inconveniente para la salud. Tiene la posibilidad de ser reversible, pues se sitúa sólo en superficie y no penetra al interior de la dentina.

Se elabora con materiales atóxicos y se coloca con materiales odontológicos convencionales.

El piercing dental es ligeramente más caro que los que se colocan habitualmente en otras partes del cuerpo (oreja, lengua, ombligo, etc.).

Dientes de metal

Pero las influencias musicales y las nuevas modas de las estrellas del hip hop y el reggaeton le han dado aires renovados al “engalanamiento” dental. Estrellas como Method Man de Wu-Tang Clan o Lil John decidieron recubrir completamente su dentadura con placas hechas de oro, platino o diamantes.

Esta nueva tendencia consiste en fabricar a la medida fundas muy delgadas que recubren la totalidad de los dientes, dando la impresión de que estos son de metal. Sin embargo, existe un procedimiento definitivo que consiste en desgastar los dientes e instalar oro, lo cual es totalmente invasivo. Los odontólogos coinciden en que intervenir dientes al extremo de desgastar esmalte y remover tejido dental no es sano si se realiza con fines estéticos y no terapéuticos.

El procedimiento de placas, en cambio, no significa ningún daño para el esmalte o para las encías, siempre y cuando el usuario mantenga una buena higiene y cuidados.

Bling bling

La estética bling bling consiste en la ostentación de la riqueza (más que para adornarse) mediante joyas caras, ropa de marca, pieles, coches, relojes etc. Fue popularizada especialmente por los raperos de estilo gangsta. En un principio se llevaba más oro con muchos brillantes, pero después se impuso el platino. La palabra hace referencia a la supuesta onomatopeya del sonido (imaginario) de las joyas al dar destellos de luz cuando brillan.

En el caso del piercing dental, las peluquerías o centros de estética no son los sitios más adecuados para realizarlo, porque no tienen ningún tipo de conocimiento, no son profesionales de la odontología. También se da el caso de que algunas clínicas dentales son franquicias más preocupadas por el tratamiento dental desde un punto de vista estético y comercial que sanitario.

Para muchos profesionales es un proceso reversible sin ningún tipo de efecto nocivo para el diente. Dicen que el esmalte donde se han hecho los microporos con el ácido en cuestión, en quince días se remineraliza y queda absolutamente igual.

Otros, en cambio, piensan que eso es tan solo una teoría y que el agujerito siempre existe porque se rompen prismas de esmalte, y que no es que remineralice sino que cambia la estructura del material. Dicen que incluso hay personas con tratamiento de ortodoncia que han llevado ‘brackets‘ y han tenido problemas de caries.

El caso es que las sonrisas son diferentes, brillan de una forma diferente. El blanco inmaculado de los dientes, típicamente americano, está dejando paso a auténticas obras de arte que aparecen con un acto tan simple como sonreír.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dolores cervicales y su relación con la odontología

5 26686
De un tiempo a esta parte, y cada vez con más frecuencia, acuden a consulta odontológica personas aquejadas de dolor en la...

0 3480
La Dra. Alicia Matas y la Dra. Èlida Blanco, expertas en Estética Dental, explican las últimas modas dentales. Yaeba, diastemas, grills decorativos,...

0 6066
La razón por la que la mayoría recurren a la ortodoncia es de tipo estético, pero también existen motivos de índole...

NINGÚN COMENTARIO

Responder